Nuestra historia empieza en el 1974 cuando Giovanni Salati, el fundador de la sociedad inicia la producción de máquinas para el envasado automático para la industria alimentaria.


La intuición empresarial del fundador es la huella que actualmente permite: producir máquinas tecnológicamente avanzadas estudiadas y realizadas a medida de cada cliente.
Nuestro trayecto a lo largo de los años ha sido caracterizado por la continua investigación para poder proponer soluciones a la vanguardia que representan un soporte a nuestros clientes.
Durante la primera década la actividad fue principalmente enfocada al mercado nacional italiano. La gama de productos se amplía rápidamente para satisfacer las numerosas solicitudes del mercado alimentar y conservera.
A partir de los 90, con la apertura de los mercados internacionales, da inicio al desarrollo más significativo.
Durante ese periodo se construye la nueva sede de producción en Basilicanova, en Parma, en el corazón de la llamada “Food Valley”.
Actualmente STV es una realidad que desarrolla internamente cada una de las fases, desde el proyecto hasta la instalación final, activa en todos los continentes, garantiza un asesoramiento y asistencia puntual. Con la misma pasión de aquel primer día del 1974.